El Mule Escrito por  Jun 07, 2020 - 5462 Visitas

Restaurante El Remedio Ruiloba, para pasar todo el día

Hemos Comido...en El Remedio, la primera carta después del confinamiento.

He querido recoger el paseo matutino de Samu a la lonja de San Vicente, algo habitual cuando quieres ofertar lo mejor de lo que entra en los pesqueros.

Restaurante el Remedio Ruiloba

El Remedio es un restaurante para pasar el día, y tal como en este episodio de desconfinamiento vienen marcadas las fases este lugar, es perfecto para pasar todo un día de principio a fin, desde primera hora tomando el blanco en la terraza, comiendo en el comedor y volviendo a la terraza para pasar la tarde y comprobar la belleza del atardecer en este lugar; el único problema es a quien le toca proclamase abstemio para conducir a la vuelta.

Restaurante el Remedio Ruiloba

La carta de este primer período está muy centrada en la oferta de terraza, raciones a compartir de primera y generosas, pero muy en la línea tradicional de la hostelería clásica: rabas, croquetas, jamón, almejas…etc, vamos, lo que demanda el cliente. Esta oferta se complementa con varias especialidades de siempre de la casa y una extraordinaria oferta de cercanías, pescado del día, huerta y carnes de la zona.

Restaurante el Remedio Ruiloba

Esta es una de esas épocas en las que El Remedio nos oferta uno de sus productos estrella, los guisantes lágrima de la huerta del padre de Samuel.

Nosotros, que éramos dos comensales, optamos por comenzar con los guisantes que venían acompañando a unas zamburiñas con una mayonesa suave. Muy buenas, pero sigo pensando que el guisante es brutal y que la mejor manera de tomarlo es solo, con un buen aceite y sal, poco o nada más necesita. He de reconocer que el conjunto estaba de vicio.

Restaurante el Remedio Ruiloba

Tomé media ración de pulpo encebollado. Pulpo sobre un parmentier muy sabroso y la cebolla no muy confitada, con el dulzor justo. Una elaboración que hacía mucho que no encontraba disponible en un restaurante y que resultó una agradable sensación redescubrirlo. Muy recomendable.

Restaurante el Remedio Ruiloba

Mi acompañante tomó el flan de morcilla. Algo de lo que se declara adicta y que cada vez que tiene ocasión lo pide, así que no hay mucho más que decir.

Restaurante el Remedio Ruiloba

Yo tomé como principal unas albóndigas de merluza. Muy limpias y de buen sabor, con un marcado gusto a marisco, resultaron perfectas. También tenían como base un parmentier, que al bañarse en la salsa de las albóndigas resultaba un maridaje perfecto. He de confesaros que las pedí pensando que eran albóndigas de carne, ya que no soy muy amigo de la merluza, pero el cambio mereció la pena, bueno, el cambio o las entendederas.

Restaurante el Remedio Ruiloba

Restaurante el Remedio Ruiloba

De postre una tarta rota y una novedad que se tomó mi acompañante, unas natillas que esconden en su interior una trufa de grandes dimensiones, hecha íntegramente de cacao con muy poco azúcar, una delicia para el paladar y un vició para los chocoadictos.

Restaurante el Remedio Ruiloba

Por El Mule

Etiquetado como

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…