El Mule Escrito por  Jun 08, 2018 - 3540 Visitas

Iniciación en La Cigaleña

Hemos Comido...en La Cigaleña, siempre es una novedad, siempre vas a descubrir algo nuevo y siempre puedes gozar de la charla con los hermanos Conde, alma del lugar.

Mayo 2018. Sinceramente creo que lo mejor que puedes dejar a tu descendencia como herencia, principalmente, es una buena educación. Además de la educación academica, una educación basada en el saber estar y, por supuesto, una gran educación gastronómica donde intervienen dos elementos, el comercio y el bebercio.

La Cigalena Santander Cantabria

Y para mi hija, la primera parte, comer, empezó su educación desde muy pequeña, no le hace ascos a nada en primera instancia, otra cosa es que luego le guste o no. Pero la educación dentro del mundo del vino resulta más complicada, pues todos tenemos preferencias desde el primer día que salimos a relacionarnos a la calle. Así que nuestra primera comida maridaje ha sido esta, y aunque en un principio ella no estaba muy acuerdo con la idea, resultó que la comida y el maridaje le encantaron, pues todo requiere de una experiencia y esta le pareció inolvidable, por lo que anticipo que vamos a incrementar las visitas a este lugar.

La Cigalena Santander Cantabria

Aquí os dejo a dos de los grandes, dos camareros que forman parte del alma del lugar y sin los que La Cigaleña no sería lo mismo, poca gente concozco que afronte el trabajo de la manera que lo hacen ellos.

La Cigalena Santander Cantabria

Ya que hablamos de herencias, una de mis mayores preocupaciones es que no pueda dejar la herencia que tomé de mis padres y ellos de los suyos, el ver una tierra llena de vida donde la naturaleza era exuberante, algo que ultimamente se está conviertiendo en algo raro de encontrar debido a muchas razones, pero generalmente la avaricia de unos, la corrupción de otros y la dejadez de otros más, algo que deberiamos tener muy en cuenta, ya que estamos de alquiler en este mundo y creo que deberiamos devolver este alquiler en las mismas o mejores condiciones de las que lo encontramos.

La Cigalena Santander Cantabria

Es curioso que hablando de herencias veamos en la carta de este lugar una referencia a este tema, de cómo surge esta emblemática bodega de manos de Mariano Conde y Moisesa Camazón, que vinieron de viaje de novios Santander desde Valladolid, en concreto desde Cigales, y decidieron quedarse y fundar esta bodega.

La Cigalena Santander Cantabria

Y comenzamos con un aperitivo, gazpacho, acompañado de un Microbio Nieva York. Por cierto, éramos tres comensales dos de ellos celiacos. 

La Cigalena Santander Cantabria

Microbio Nieva York es un verdejo, de Ismael Gozalo (al que conocimos en Umma hace unas semanas), floral y delicioso. Una manera de brindar sin sulfitos, como casi todo lo que atesora Conde. Es un vino espumoso, fresco y ligero. Destacan en nariz los aromas a fruta blanca y de hueso madura, con notas florales. Con burbuja muy fina, en boca es ligero y muy refrescante.

La Cigalena Santander Cantabria

Otra nota diferencial de este restaurante es el pan, no te sirven el pan de moda, caliente, recién descongelado en el horno; este es un pan de gran calidad, pan de torta. De este pan solo tomé yo, los otros comensales sufrieron el habitual pan celiaco, y digo sufrieron por que hay que probarlo para saber cómo es, pero no por ser el pan sin gluten que sirven aquí, es que es norma general, y si esos panes son de origen industrial mejor no hablar. Por supuesto que la calidad del pan sin gluten no es culpa de los hosteleros.

La Cigalena Santander Cantabria

Coincidió que estos días había gran marea de bocarte de buen tamaño, es un manjar al que no podemos resistirnos en casa. Y si son fritos, no sé con qué harina, pero libres de gluten por supuesto. Fritura justa y una ligera ensalada muy bien aliñada. Buenos es un ligero calificativo para estos bocartes.

La Cigalena Santander Cantabria

Continuamos con unas mollejas salteadas. Doraditas y jugosas, un escándalo de elaboración que nos dejó a todos con ganas de más, no porque la ración no fuera generosa, si no porque estaban deliciosas, pero ya volveremos a quitarnos un poco del sincio.

La Cigalena Santander Cantabria

Seguimos con la misma bodega, Microbio prensado de la vendimia entera, desfangado parcial, fermentación alcohólica con levaduras autóctonas en depósitos de acero inoxidable, crianza de cinco meses en sus lías.

La Cigalena Santander Cantabria

Mollejas y verdejo, ¿suena raro?, pues no. 

La Cigalena Santander Cantabria

Steak Tartar. Este fue gratamente sorprendente, pues la carne imperaba por encima de todo lo demás, con corte manual, no muy cargada de acompañamientos, como a mí me gusta. A todos nos gustó, ya que los tres somos bastante adeptos del steak.

La Cigalena Santander Cantabria

La Cigalena Santander Cantabria

Continuamos con un Benjamin Lerroux 2015 del que ya hablamos en otras ocasiones, el clásico Borgoña blanco de La Cigaleña, ya que los otros comensales son más de vinos blancos, y yo la verdad es que cada día más, pero un buen tinto siempre me entra. 

La Cigalena Santander Cantabria

Continuamos con arroz con pularda. De no saber que era con pularda habría dicho que era con caza. Sabroso, contundente, al punto y realmente bueno. Este tipo de arroces cargados de sabor son mis favoritos.

La Cigalena Santander Cantabria

La Cigalena Santander Cantabria

Aquí yo cambié a un borgoña tinto, otro antiguo conocido, los demás siguieron con el blanco, .

La Cigalena Santander Cantabria

Para finalizar una ración para los tres de patatas con venado. En la misma onda que el arroz, un guiso potente y con el característico sabor a caza, muy bueno.

La Cigalena Santander Cantabria

Los otros dos comensales una tarta fea y helado de chocolate.

La Cigalena Santander Cantabria

Yo tomé tiramisú, que estaba buenísimo, un final de comida delicioso.

La Cigalena Santander Cantabria

De postre y como final de maridaje, yo Pedro Ximenez de Toro Albala y los otros comensales un amontillado Fossi de Primitivo Collantes.

La Cigalena Santander Cantabria

Con el café unos bocaditos de cacahuete garrapiñado, un vicio o pecado, como prefirais.

La Cigalena Santander Cantabria

Por cierto, la nota era erronea, me di cuenta después, llamé y me digeron que no había problema y que en cuanto pase me abonarán la diferencia, así que no la puedo presentar ya que esta mal.

Espero que este sea al comienzo de un maravilloso viaje por el mundo del vino, el comienzo de una herencia.

Por El Mule

Etiquetado como

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google Plus
  • Instagram
  • Pinterest

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…