El Mule Carajonero

  • Menú maridaje para dos personas en El Serbal, Estrella Michelin

    Su carta se basa en los grandes productos de Cantabria como los pescados del Cantábrico, las carnes y una cuidada selección de quesos. Menu maridaje dos personas por 89,9€

  • Bandeja de 36 piezas de sushi en Blend Coffee Tapas

    En Blend Coffee Tapas disfruta de las mejores y más sabrosas hamburguesas elaboradas con la mejor carne de Cantabria y del mundo. Acompáñalas de sus exclusivas salsas y pan inimitable. Ahora podrás degustar también una amplia variedad de platos de sushi.Bandeja 36 Piezas 12€

  • Menú para 2 con entrante/s, carne a la piedra, postre y bebida

    Opción A: Menú con 1 entrante a elegir + postre para dos en el Restaurante La Nuncia por 29,9€ en vez de 70€. Opción B: Menú con 2 entrantes a elegir + postre para dos en el Restaurante La Nuncia por 35€ en vez de 75€.

  • Menú con arroz marinero en el Restaurante Sito (Suances)

    Menú con arroz marinero en el Restaurante Sito por 9,9€. Restaurante Sito comenzó de la mano de Luis Fernández Bilbao conocido más popularmente por “Sito”, de ahí el nombre del establecimiento, hombre entrañable y muy popular en toda la comarca del Besaya comenzó trabajando con su padre a los 15 años en el mítico bar Gimnástica donde conoció a ilustres personajes de la época.

  • Ración de rabas en tempura de su tinta + 2 bebidas (Castro Urdiales)

    Ración de rabas + 2 bebidas en Gastrobar Amarras por 4,9€ en lugar de 8€. Gastrobar Amarras, es un local ubicado en el centro de Castro Urdiales especializado en pinchos y raciones elaborados con materias primas de primera calidad de la zona.

  • Vuelve 'La Gran Cacería' al Santemar en su edición número XVIII

    'La Gran Cacería' se trata del mayor evento cinegético del país. Las XVIII Jornadas Gastronómicas de la Caza del Hotel Santemar tendrán lugar del 5 al 8 y del 12 al 14 de marzo y en ellas se podrá degustar un buffet con más de 150 platos de caza.

Olla Ferroviaria El invierno de los trabajadores del ferrocarril

Historia

La olla ferroviaria es un invento de los antiguos maquinistas, fogoneros y guardafrenos del Ferrocarril Hullero que hacía el trayecto entre La Robla y Balmaseda, más conocido como el Ferrocarril de La Robla. En el punto intermedio de este recorrido se halla la estación cántabra de Mataporquera, donde reposaban las máquinas de carbón y agua y donde se encontraban los únicos trenes de viajeros y mercancías, que trasportaban carbón y apeas. Era, por lo tanto, una población muy conocida en el entorno ferroviario.
Las jornadas de trabajo y los viajes eran muy largos, entre 10 y 16 horas, por lo que los trabajadores se encontraban con un problema a la hora de encajar las horas de la comida en sus quehaceres diarios. La solución fue realizar la comida sobre la marcha, aprovechando los recursos de las máquinas y su imaginación.
De esta manera fue como nació la olla ferroviaria. En un primer momento utilizaron un tubo que conectaba el serpentín de la locomotora a una vasija, de donde conseguían unos excelentes guisos al vapor.
Posteriormente, sustituyeron el vapor por el carbón de leña o vegetal y empezaron a cocinar en el furgón de cola del tren. Se instaló así una forma de trabajar que eliminó el problema que suponía la hora de comer y, casi de rebote, creó todo un arte culinario que ha dado mucha fama a los ferroviarios.
A la hora de estudiar este fenómeno hay que pararse a pensar en la envergadura de su idea, ya que con el guiso de la olla se daba de comer a toda la brigada del tren y acabó convirtiéndose en un momento esperado por los trabajadores por la exquisitez de la comida y por ser un instante de hermanamiento y reunión que todos agradecían, dada la cantidad de horas que trabajaban.
Por otra parte, este invento tenía una doble función, ya que durante los duros meses de invierno el calor de la olla servía también como calefacción.
Como decíamos al principio, en la olla ferroviaria se puede cocinar cualquier guiso o cocido tradicional, pero el más típico de estos trabajadores era el guiso de patatas con carne de ternera. Asimismo, las legumbres ocupaban un lugar destacado: alubias o garbanzos eran productos indispensables en sus viajes diarios, ya que aportaban mucha energía.

Partes del soporte

La olla ferroviaria empezó siendo un rudimentario artilugio de metal que con el paso de los años evolucionó notablemente.
En la actualidad está compuesta de dos partes, un recipiente metálico y un puchero. El primero normalmente está realizado con chapa y dispone de tres patas. Es el soporte donde se realiza en fuego con el carbón vegetal. Por su parte, el puchero puede ser de porcelana esmaltada o de barro y en él es donde se cocina el guiso.

Mataporquera, capital de la olla

Visitar Mataporquera lleva consigo la obligación de probar un guiso de olla ferroviaria, no en vano su cultura y tradiciones actuales guardan aún mucha relación con este invento de los ferroviarios.
Buen ejemplo de ello es la fiesta de la olla ferroviaria, que se celebra cada 16 de julio y donde los vecinos ponen a prueba sus guisos en concursos en los que participa todo el pueblo.
Que nadie se asuste porque se le haya pasado ya la fecha, porque no hay un día en el que en algún rincón de Mataporquera no se pueda acceder a esta tradición gastronómica.
La localidad cántabra alberga también un Centro de Interpretación del Ferrocarril de la Robla donde la olla ferroviaria ocupa un lugar destacado. Su puesta en marcha ha sido promovida por la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Matapoquera. Entidad local que lleva alzando el valor de esta parte de la historia cántabra desde 1999.
El centro ofrece un recorrido por la historia de este ancestral ferrocarril y, sobre todo, por la de las gentes que con sus aportaciones han hecho de él un tren centenario. La visita está compuesta por cinco espacios: una introducción a su historia a través de diversas imágenes; un recorrido por el contexto económico y territorial que permitió su construcción; una muestra de cómo las gentes de la zona desarrollaron su vida en torno a su figura; una aproximación a todos los elementos que surgieron a su alrededor y a las experiencias humanas que generó; y una invitación a conocerlo.
El centro se puede visitar en horario de 12:00 a 13:00 horas, por la mañana, y de 16:30 a 18:30 horas, por las tardes. Los interesados pueden ponerse en contacto con la organización a través del número de teléfono 942770164.


Receta Patatas con carne en la olla ferroviaria

Ingredientes

  • Agua
  • Aceite
  • Perejil
  • Laurel
  • Una cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • Un tomate
  • Un pimiento verde
  • 1’25 kg. de carne
  • 2’5 kg. de patatas
  • Sal


Preparación

En primer lugar, ponemos a calentar el aceite y añadimos la cebolla y el ajo bien picados. Esperamos a que se doren y agregamos la carne, que previamente habremos cortado en dados, y la sal.
Cuando la carne esté medio hecha, echamos las patatas, el perejil, el laurel, el tomate y los pimientos, todo bien picado.
Finalmente, vertemos agua hasta tapar los ingredientes y dejamos cocer durante dos horas.

 

Mule Carajonero

mule@mulecarajonero.com

Copyright © 2015 

www.mulecarajonero.com

All Rights Reserved

  • Los productos de Cantabria
  • Creative Comons
  • Tejo
  • Codigo Cocina
  • logo silvia cocinitas
  • Creando
  • Magefesa
  • Al Gusto Gourmet
  • Facebook
  • facebook_1
  • club vino
  • larpeiros logo